Póquer

Poco a poco el dinero comenzó a cambiar de manos y con el transcurrir de los días al final quedamos solamente tres, recuerdo las tres noches sin sueño, pero sobretodo recuerdo los días de calor húmedo del Puerto de Veracruz. Al final somos quedamos los expertos del método, un profesor de estadística de Torreón, un gallero de Aguascalientes y yo. La pequeña fortuna de los ludópatas locales (y no tan locales) estaba concentrada y ninguno de nosotros iba a retirarse aún, una cosa era el dinero y otra cosa era el poder y la emoción del juego, habíamos llegado tan lejos pero eso no era suficiente.

En las primeras rondas cayeron los curiosos y los que se sentían con suerte, después cayeron los ricos ostentosos que entendieron a tiempo no podían ganar pero se habían divertido y eso era suficiente, finalmente cayeron los talentosos, los aprendices a expertos que creyeron de más en su valor y que cuando tenían por fin el método correcto ya habían perdido capital para entrarle a lo que venía. 

Al final sólo quedamos el Profe que jugaba a lo seguro y siempre pudo ver nuestra mano casi completa, pero ese casi al que no podía llegar era mi zona de acción y yo era experto en verlo más allá de sus cartas, el Gallero, que ya lo conocía de otras noches de juego, él era cambiante y arriesgado, él jugaba con el corazón y no le importaba sacrificar para ganar (para jugar más bien, lo vi tantas veces perder), su charla siempre fue casi tan exquisita e interesante como su juego, por otra parte,  mi juego consistía en ver lo que no se puede ver,  yo simplemente jugaba sin cartas, yo entraba a su alma y podía ver sus temores más profundos y sus hábitos más arraigados.

El juego final comenzó por la tarde, el dinero se movía en círculos, yo me alimentaba del Profe, el profe se alimentaba del Gallero y éste último se alimentaba de mí. Por su juego locuaz y desordenado el Gallero estuvo a punto de sacarnos a ambos en distintas etapas del juego pero siempre pudimos reponernos, el Gallero era amable pero lo devorada todo en la mesa, sus cambios nos hacían perder el ritmo y nos desconcertaba.

Al amanecer todos estábamos muy cansado y la suerte favorecía al Gallero, aunque no llevaba mucha ventaja aún se veía con ánimo en los ojos, como si supiese algo nuevo y que yo desconocía, fue en ese momento que él aposto todo, por posición el Profe respondió su reto y yo en ese momento no podía leer a nadie ni a nada, simplemente estaba muy cansado, aún así confié en mi mano que no estaba tan mal, tenía tercia de caballos, y también confié en las estadísticas del Profe ya que le había entrado, al final la apuesta se hizo, habíamos llegado a el desenlace de la noche, de las noches y los días.

El primero en bajar precipitadamente fue el Gallero (digo precipitado porque me tocaba bajar a mi), nunca había visto antes una flor imperial, y fue ese día desafortunado que la vi por primera vez, sentí todo se alejaba, sentí la cámara lenta de cuando pasan cosas terribles,  fue entonces que el Profe con cara de erudito bajo sus cartas y tenía póquer de ases, casi tirando mis cartas descubrí mi tercia de caballos y nos quedamos viendo por un tiempo, olí la sangre e intenté no moverme y tener la mano cerca de la pistolera de pecho, de repente el Profe comenzó a hacer tres montoncitos de billetes iguales, el Gallero hizo lo mismo con las monedas, cuando habían terminado el Profe se levantó y saco una treinta tres con la que le disparo al Gallero en el pecho, el Gallero intentó reaccionar pero ya era tarde, su arma quedo junto a él, mientras él se retorcía en el piso agonizando, el Profe habilidosamente convirtió las tres partes en dos y con las dos manos arrastró una de las dos partes hacía el lado de mi mesa, tomo su sombrero y se marchó del lugar sin decir una sola palabra.

2 comentarios:

Anónimo | 23 de diciembre de 2014, 20:21

Me gusto, pero no entendi el final.
Lili.

°AcidRain° | 23 de diciembre de 2014, 22:08

No te preocupes por no entender, para hacerlo se requiere de una vida de ludopatía y malos hábitos.
Se está jugando sin comodines (normalmente en la baraja española así es) y por si hay dudas te dejo el siguiente link: http://es.wikipedia.org/wiki/Manos_de_p%C3%B3quer
Ciao.

Creative Commons License
*Blue Moon* by AcidRainMx is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 2.5 México License.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://blood-clot.blogspot.com/.