Noviembre

Ella cerró la puerta y el mundo quedo afuera, un mundo de encantos y desilusiones, de sutilezas imparciales y de hechos no verídicos, cuelga el abrigo en el perchero y se quita los guantes con cuidado, afuera esta oscureciendo y el frio se hace más hondo, es indudable, otoño esta muriendo y se despide con furia, ella calienta agua para el té y prepara la ducha, se siente pegajosa por el apretujado viaje de regreso a casa en transporte publico, y un tanto contaminada de miradas lascivas y toqueteos accidentales (o no tanto)

Bajo la tibia agua de la regadera puede sonreír un poco, ya es viernes y mañana labora medio día, mejor aun, es noviembre, tiempo de eternos encuentros y despedidas irreversibles, por la ventana empañada puede ver al cielo desfigurado que distorsiona su realidad y le recuerda un tiempo mejor, ve los edificios lejanos que se empiezan a encender y los espectaculares luminosos que continúan la vendimia, y ella se pregunta en silencio: ¿Por qué noviembre llega tan lento y se va tan rápido?

El móvil suena en la alcoba, de nueve pasos recorre el departamento de un extremo a otro, la pantalla monocromática dice: “llamando amorcito” no puede evitar sentir un gran vacio y un lamento sutil, se ha agredido tanto a sí misma en busca de felicidad, esta cansada de sostener escenarios improvisados, esta cansada de tanto perdonar y pedir perdón, apaga el móvil y los recuerdos la franquean dolorosamente del lado izquierdo, decide no llorar, al menos por el día de hoy imaginara que es la mejor noche que ha vivido.

La televisión exhibe canales públicos cicateros y la radio vocifera las novedades del día que termina, entre canciones cursis y promesas engallosas de treinta segundos, ella piensa que hoy no fue un día extraordinario, pero la vida se vive un día a la vez y no hay modo de evitarlo, imágenes dispersas e ideas fantasiosas en medio de la oscuridad no la dejan dormir, afuera el espeso viento embiste a la ciudad, las estrellas mueren de frio y el mundo sueña que esta en otro lugar, ella debajo del edredón cuenta ovejas y sabe su pensamiento esta muy lejos para alcanzarlo, sonríe en tremenda soledad y piensa: “todo esta bien, es noviembre y nada puede fallar”.

1 comentarios:

Gabriel Santiago | 18 de noviembre de 2009, 23:18

Hey °AcidRain° como te va en esta vida, saludos desde aca, que bueno que es noviembre, un dia de estos me deprimire de mas con tus textos, hasta otras letras :D

Creative Commons License
*Blue Moon* by AcidRainMx is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 2.5 México License.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://blood-clot.blogspot.com/.